Los 5 principios

Documentos MeditaChile®

Nuestra agenda de transformación socio-espiritual se sustenta en los siguientes 5 Principios: Presencia – Comunidad – Acción – Gratuidad – Trascendencia .

Presencia. Significa cultivar la plena presencia momento a momento. La plena presencia es un ejercicio de atención al aquí y ahora: a mi cuerpo, mente, emociones y entorno. Esto lo hacemos con aceptación, aprecio, amabilidad. La meditación nos ayuda a sustentar este primer principio.

Comunidad. Significa compartir un camino y un sentido-sentido con otros. La base de una comunidad es el amor entre iguales. Este amor se expresa como proximidad, empatía, respeto y fraternidad. Pertenecer a una comunidad, y co-inspirarnos en ella, nos permite sustentar este segundo principio.

Acción. Significa implicarse socialmente, hacerse cargo de alguna necesidad sentida de transformación social a nivel local y hacernos gestores de ella. Esto puede estar referido a cualquier ámbito de intereses colectivos: mejoramiento de la educación, esfuerzos de inclusión, búsqueda de sentido y trascendencia, superación de la pobreza y la marginalidad, etc. Impulsando proyectos de meditacción sustentamos este tercer principio.

Gratuidad. Significa que todo lo que hacemos en este contexto lo hacemos como un voluntariado generoso y alegre, que no sólo es gratuito desde el punto de vista económico, sino que es libre e inclusivo también desde un punto de vista psicológico, social y cultural. Cumplimos este principio regalando nuestro tiempo, aportando condiciones materiales, compartiendo conocimientos, entregando orientación y protección, meditando con intención generosa, y así sucesivamente.

Trascendencia. Significa ir más allá en el más amplio sentido. Por ejemplo, ir más allá de nuestras limitaciones y disponernos a atisbar nuevas posibilidades; e ir más allá de los bordes de nuestro actual estado de consciencia, desafiando las formas habituales de percibir y de hacer las cosas. Nos acercamos a este principio renovando continuamente nuestras preguntas existenciales, las búsquedas espirituales y nuestros procesos de construcción de sentido. Este principio es una invitación a hacernos aprendices activos en el arte de trascender.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: